Cómo abordar conversaciones difíciles

conversaciones difícilesPodemos imaginar un equipo de trabajo, una organización, en la que no haya conversaciones difíciles? Imposible. Las conversaciones difíciles son interacciones que experimentan todas las personas en el ámbito laboral casi cotidianamente y su importancia radica en que la manera en que las abordamos, influye en nuestras vidas.

Hay tres elementos que son determinantes de que una conversación sea difícil:

  • Sabemos que hay opiniones contrarias sobre algo.
  • Hay importantes factores en juego.
  • Estas opiniones detonan emociones fuertes.

Pedirle a un compañero que cumpla con su responsabilidad en el trabajo de nuestro equipo, hablar con un empleado sobre un problema de higiene personal, hablar con un par que se comporta de forma agresiva o hace comentarios desagradables, discutir con un jefe sobre una medida que impacta en nuestro equipo o nuestro propio trabajo,  pedir una promoción a un jefe con el que tenemos una relación tensa, etc.

Por desgracia, ante este tipo de situaciones, los nervios afloran, la adrenalina se dispara, el tono se eleva y, muy probablemente, decimos cosas de las que luego nos arrepentimos y que no ayudan en absoluto al entendimiento y el logro de nuestros objetivos, sean los que sean.  O, por el contrario, nos quedamos en silencio, disimulamos, con lo que tampoco conseguimos lo que queremos.

De hecho, Kelly Patterson, Ron McMillan, Joseph Grenny y Al Switzler, estudiosos del tema que llaman Conversaciones Cruciales, dicen que ante una conversación difícil, las personas optamos por una de estas tres soluciones:

  • Las evitamos (silencio).
  • Las enfrentamos de mala manera (violencia, agresividad).
  • Las enfrentamos adecuadamente.

El juicio que impide a muchos abordar adecuadamente una conversación difícil es “hay ciertas conversaciones que no puedo mantener”.  Sin embargo, siempre que sus intenciones sean buenas y que cree un entorno seguro para los demás, podrá hablar con casi todo el mundo sobre prácticamente cualquier cosa.

Cuando una conversación se torna difícil, poniéndose en evidencia de uno u otro lado señales de silencio o violencia, debemos reestablecer la seguridad. Para esto, debemos reinstalar el propósito y el respeto.  Esto significa básicamente dos cosas:

  • Disculparnos.
  • Explicar lo que verdaderamente queremos o encontrar un propósito común.

Hacer un paréntesis en nuestro intercambio y expresar disculpas si nuestro interlocutor se sintiera ofendido por algo que hayamos dicho y poner sobre la mesa el interés común en el tema son estrategias que vale la pena intentar.

 

2 Responses to Cómo abordar conversaciones difíciles

  • Raquel says:

    Excelente post, me interesa todo lo relacionado con la Inteligencia Interpersonal, de hecho en mi blog(Estrategias de Trabajo) he publicado algunas entradas sobre este tema aunque no soy profesional tan solo interesada en esta materia.
    Les invito a que participen en él por si pudieran aportar algo más, que estoy segura que me quedé corta en algunos de mis artículos.

  • Raquel says:

    Excelente post, me interesa todo lo relacionado con la Inteligencia Interpersonal, de hecho en mi blog(Estrategias de Trabajo) he publicado algunas entradas sobre este tema aunque no soy profesional tan solo interesada en esta materia.
    Les invito a que participen en él por si pudieran aportar algo más, que estoy segura que me quedé corta en algunos de mis artículos.

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |