Equipos de trabajo públicos

En octubre comienza la tercera edición del curso virtual Técnicas de Liderazgo y Motivación de Equipos de Trabajo Públicos, realizado a través de TOP, Tecnología para la Organización Pública, cuyas características específicas se pueden ver acá.
Su propósito general es contribuir a la generación del liderazgo participativo como competencia laboral, la conformación de equipos de trabajo efectivos y la consiguiente motivación del personal que depende de los participantes de la capacitación.
En el diseño de sus contenidos se tuvieron en cuenta los criterios actualmente vigentes respecto a la transformación cultural dentro de la administración pública, que se apoya en un requisito insoslayable como es la conformación de equipos motivados – más allá de seguir requiriendo la profundización en conceptos tales como gestión estratégica del Estado y sus organizaciones, la creación de valor en el sector público, las nuevas tecnologías de información y las herramientas de análisis económico-.
En realidad, todo proceso de cambio estructural es el resultado de acciones realizadas por personas, – con sus creencias, estados de ánimo y emociones, juicios, mayor o menor capacidad para escuchar y competencias comunicacionales-.  Las personas concebimos y generamos los cambios y los llevamos a cabo, tanto en el sector público como en otros dominios de la actividad humana, siendo indiscutible actualmente la consideración de estos factores como herramientas para el cambio cultural en las organizaciones modernas.
Coincidentemente con esto, tuve la suerte de que entre los que respondieron por distintos medios a una pequeña encuesta sobre equipos de trabajo que hicimos sobre un curso actualmente en diseño,- ver este posteo en este mismo blog – hay algunos responsables de áreas de organismos públicos de distintos países latinoamericanos.
Sin la pretensión de ser estadísticamente representativas, las respuestas a la primer pregunta de este relevamiento, “qué es en su opinión lo que hace más difícil lograr equipos efectivos?” muestran  coincidencias interesantes.
En primer lugar, en relación a los niveles jerárquicos superiores, se menciona la designación de personas vinculadas con el poder político lo que, por un lado, dificulta una toma de decisiones basada en criterios racionales y por otro significa en muchos casos tener personas en posiciones de poder sin las competencias y habilidades para la gestión de sus unidades.
La falta de competencias gerenciales en los mandos medios y en los responsables de conducir equipos de proyectos, específicamente competencias comunicacionales, parecería asimismo ser vista como una de las causas de la dificultad de lograr personal motivado y, por lo tanto, equipos efectivos.
Dado que trabajar sobre esas competencias es el objetivo central del curso virtual que se realiza a través de TOP, esperamos contribuir a mejorar las condiciones de los equipos de trabajo en ese ámbito tan complejo como es la administracion pública.

Viviana Arbelo

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |