El coaching y “los que mandan”

El que está en la cima de una organización sabe cómo, cuando y porqué contratar un coach?
Suele ocurrir que hay personas que saben lo que tienen que hacer y cómo hacerlo, pero por alguna razón, esto no está pasando. O, saben lo que tienen que hacer pero simplemente no lo hacen. A veces tampoco saben qué hacer. La razón por la cual muchos líderes de organizaciones contratan un coach, es la búsqueda de una experiencia en el mismo tipo de negocio, en relaciones, en liderazgo, en una situación similar a la de ellos. Los líderes buscan un coach con expertise situacional que pueda darle una mirada de su problema que ellos no tienen.
Es posible que usted sepa qué debe hacer pero por alguna razón no lo hace. Sabe lo que tiene que saber, leyó los libros correctos, hizo los cursos que debía, pero algo no está funcionando. Esto significa que no sólo tiene un desafío externo sino también, un conflicto interno. Un coach puede ayudarlo en esta situación. Puede asistirlo en descubrir y manejar sus emociones sobre cierta situación.

Mi experiencia es que el mayor desafío para los líderes máximos de una organización es que no tienen con quién hablar. Las personas con las que hablan tienen intereses en el proceso. Y ni hablar de las empresas familiares en las que debemos incluir la opinión del cónyuge y los hijos. Necesitan alguien con un punto de vista no comprometido. Ese es un coach.

En realidad, el problema es que todavía entre los líderes máximos de las organizaciones no está generalizada la contratación de un coach, en primer lugar porque no está muy claro qué es el coaching. En segundo lugar, porque en su mayoría los coaches fueron entrenados en que el cliente tiene todas las respuestas. Si eso es así, para qué necesitan un coach? Y más aún, circula la creencia de que el coach ayuda a los clientes a establecer metas y a ser responsable por sus acciones y resultados. En realidad, estas personas de las que estamos hablando y que pueden pagar un coach ya se han propuesto metas y son perfectamente capaces de realizar acciones en esa dirección. Necesitan algo más profundo. Necesitan alguien que haya obtenido experiencia en trabajar con muchos otros clientes en un tema similar. Cuando esto ocurre, se desarrolla una sabiduría, una capacidad de ver distinciones y patrones por lo que el coach comprenderá su situación y aplicará sus conocimientos y los de su cliente para encontrar en forma colaborativa las respuestas y lo ayudará a lidiar con situaciones desafiantes o dolorosas. Simplemente hay que encontrar al que tenga el poder y la certeza suficientes como para dar al cliente la confianza necesaria para observar y por lo tanto, accionar, desde un lugar diferente.

Viviana Arbelo

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |