Equipos estúpidos de personas inteligentes?

Un estudio de MIT parece mostrar que la inteligencia colectiva existe en aquellos grupos o equipos de trabajo cuyos miembros cooperan bien entre ellos, más allá de su inteligencia individual.
Los investigadores responsables del estudio descubrieron que así como la habilidad de los individuos para desempeñarse en diversas tareas cognitivas demuestra la existencia de un nivel de inteligencia medible, los pequeños grupos de trabajo estarían sujetos al mismo principio, llegando a la conclusión de que los que muestran una dinámica interna correcta se desempeñan de manera inteligente en una amplia gama de tareas, es decir, muestran inteligencia colectiva.
Por extraño que parezca, hasta ahora no se sabía si los grupos humanos tenían una habilidad cognitiva en distintas tareas. Pero parecería que así es, teniendo esta conclusión importantes potenciales aplicaciones en empresas y otras organizaciones. Thomas Malone, coautor de la investigación propone: “imaginemos que podamos aplicar un test de una hora a un equipo de alta gerencia que permita predecir el grado de flexibilidad con que ese grupo responderá a una amplia gama de problemas que puedan surgir”.  Cree que sería una aplicación interesante y nosotros nos permitimos coincidir.
Es más: la inteligencia colectiva, o efectividad, como la llamaron los investigadores, parece que depende de qué tan bien trabajen juntos los miembros del grupo.   Llamaron “sensibilidad social” a la disposición del grupo a permitir que sus miembros apliquen alternadamente sus habilidades a un desafío específico, descubriendo que los grupos cuyos miembros tenían más altos niveles de sensibilidad social eran más inteligentes colectivamente.  Más aún: advierten que la sensibilidad social tiene que ver con la medida en que los miembros del grupo perciben las emociones de cada uno.  Hasta tal punto, que donde una persona es dominante, el grupo es menos inteligente que donde el aporte conversacional está distribuido más equitativamente.  Más todavía? Si: los equipos de trabajo en donde hay más mujeres demuestran mayor sensibilidad social y mayor inteligencia colectiva, comparados a aquellos con menos mujeres. Sin embargo, no quieren poner el acento en las diferencias de género, conformándose con concluir que las personas con habilidades sociales son mejores para un equipo de trabajo, sean mujeres u hombres.
Tener un grupo de gente inteligente en un equipo de trabajo no hace necesariamente que ese equipo sea inteligente.  Puede ser un equipo de trabajo poco inteligente (y hasta estúpido?) a no ser que se seleccionen personas con altos niveles de sensibilidad social o que se les enseñe mejores maneras de interactuar.  Conclusión de los investigadores que es música para nuestros oídos.

10 Responses to Equipos estúpidos de personas inteligentes?

  • genaro says:

    Creo que hay un enorme (y apasionante) futuro detras de este conocimiento.
    Basta con ver al club de futbol Barcelona, como ejemplo de Inteligencia Colectiva, como se potencian las individualidades en ese contexto, y como diluyen el juego del adversario.
    Intuyo que el secreto esta en la altisima calidad de los vinculos entre todos ellos. Sospecho que podemos aprender algo. Gracias.

  • genaro says:

    Creo que hay un enorme (y apasionante) futuro detras de este conocimiento.
    Basta con ver al club de futbol Barcelona, como ejemplo de Inteligencia Colectiva, como se potencian las individualidades en ese contexto, y como diluyen el juego del adversario.
    Intuyo que el secreto esta en la altisima calidad de los vinculos entre todos ellos. Sospecho que podemos aprender algo. Gracias.

  • Vanina A. Alfonso says:

    Me parece muy interesante y coincido plenamente en lograr equipos de trabajo inteligentes focalizando la atencion en la sensibilidad social y no en la inteligencia individual, en nuestra experiencia como grupo hemos logrado mejores resultados aportando las habilidades de cada uno tratando de no descuidar nuestras necesidades personales y tratando de generar un buen ambiente de trabajo.

  • Vanina A. Alfonso says:

    Me parece muy interesante y coincido plenamente en lograr equipos de trabajo inteligentes focalizando la atencion en la sensibilidad social y no en la inteligencia individual, en nuestra experiencia como grupo hemos logrado mejores resultados aportando las habilidades de cada uno tratando de no descuidar nuestras necesidades personales y tratando de generar un buen ambiente de trabajo.

  • Alina Cristaldo says:

    no en vano el dicho popular ” la union hace a la fuerza “, creo plenamente en que un grupo de trabajo centrados en un fin comun y con vinculos formados pueden lograr resultados extraordinarios.

  • Alina Cristaldo says:

    no en vano el dicho popular ” la union hace a la fuerza “, creo plenamente en que un grupo de trabajo centrados en un fin comun y con vinculos formados pueden lograr resultados extraordinarios.

  • alfonso says:

    Si dios los cria y ellos se juntas dicho mexicano y asi es cuando te encuentras con un buen equipo tu trabajo se ve y realza pero cuando trabajas con idiotas tienes doble trabajo y eso se refleja ya que tu logro y trabajo refleja tu personalidad.

  • alfonso says:

    Si dios los cria y ellos se juntas dicho mexicano y asi es cuando te encuentras con un buen equipo tu trabajo se ve y realza pero cuando trabajas con idiotas tienes doble trabajo y eso se refleja ya que tu logro y trabajo refleja tu personalidad.

  • Viviana Arbelo says:

    Cada vez más vemos evidencias de este principio de la distribución equitativa de los aportes, o sensibilidad social, como la llama Malone. Sin dudas, el trabajo de mantenimiento de un buen nivel de funcionamiento de un equipo, o de producción interna, como la llamamos nosotros, es una tarea adicional que no siempre es tenida en cuenta y que es imprescindible para que la producción externa del equipo sea exitosa. Y eso, como dice Alfonso, percibido como un logro y se refleja en la actitud de los miembros individuales.

  • Viviana Arbelo says:

    Cada vez más vemos evidencias de este principio de la distribución equitativa de los aportes, o sensibilidad social, como la llama Malone. Sin dudas, el trabajo de mantenimiento de un buen nivel de funcionamiento de un equipo, o de producción interna, como la llamamos nosotros, es una tarea adicional que no siempre es tenida en cuenta y que es imprescindible para que la producción externa del equipo sea exitosa. Y eso, como dice Alfonso, percibido como un logro y se refleja en la actitud de los miembros individuales.

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |