Enemigo número 1 de equipos de trabajo: el miedo

Los temas sobre los que insistimos en Sociología Clínica Consultores en nuestras intervenciones en equipos de trabajo, como la responsabilidad individual y grupal por el aprendizaje y el desarrollo, la búsqueda de la mejor calidad de pensamiento y la necesidad de implementar procesos que impliquen PRÁCTICA, se ven reflejados en este artículo de Pablo Magni cuya primera parte publicamos ahora.

En este artículo Pablo se anima a vincular estos temas con un enemigo del aprendizaje y el cambio que logra hacer fracasar los intentos de llevar a un equipo de trabajo al nivel de un equipo de alto desempeño: el miedo.

Dice Magni:

Es indudable que nadie aprende a menos que quiera aprender y crea que de algún modo le hace falta. Asimismo, nadie puede sentir miedo a menos que acepte sentirlo.  Todo sentimiento, emoción o necesidad de alguna clase tiene que haber sido aceptada previamente por nosotros para que pueda emerger como tal. Ninguna de estas pasiones humanas tiene la condición de venir de afuera.  En todo caso, somos nosotros los encargados de permitirles su ingreso y de darles la bienvenida.

El sentimiento tiene como característica darle vitalidad al pensamiento.  La relación del sentimiento con el pensamiento es igual a la relación que guarda el velero con el viento. Sin el viento el velero no se mueve.  Es la habilidad del navegante el que le da dirección y destino correctos con el viento propicio.  Esto no difiere de la suerte del pensador.  Lo que piense y la intensidad del sentimiento que le aporte a ese pensamiento signará su propio futuro.

La suerte del pensador no sólo estará marcada por el correcto pensar.  Este correcto pensar también debe ser sólido y permanente.  Cómo hace el atleta para mejorar sus marcas personales? con ejercicio. La práctica hace a la perfección. Práctica y acción se transforman en las determinantes de llevar al pensador al lugar correcto.  De poco le serviría al atleta pasar su vida leyendo revistas especializadas sobre la disciplina.  Necesita práctica para perfeccionarse.  Muchas personas pasan la vida yendo a infinidad de conferencias, cursos y charlas sin notar adelantos en el tema que hayan elegido.  Es porque no le han agregado práctica a lo que han recibido. Sólo hay que agregar ejercicio.  Y el pensar es un ejercicio.  Es así como los equipos de trabajo de alto desempeño pueden transformarse el inmensas fuentes de energía proveedoras de la vitalidad necesaria para desarrollar las mejores ideas. Es sólo cuestión de estar atentos al tipo de sentimiento que emerge y será el coordinador el que estará más alerta al tipo de señales que se detecten.

El miedo, como sentimiento negativo y por ende destructivo, hace que nuestra vida sea de temor: a los demás, al pasado, al presente y al futuro. Temor a otros y a uno mismo.  Sólo habiendo permitido el paso de pensamientos y emociones de utilidad es la razón por al que toma forma y se instala en nuestro subconsciente.

Tanto la negación como la afirmación se asientan en nuestro carácter y comportamiento a través del mismo proceso.  Una vez que el consciente ha aprobado una idea como maravillosa, es enviada al subconsciente donde es aceptada sin razonamientos.  El subconsciente no discute.  Sólo acepta.

Cada vez que sentimos miedo, es porque hemos tomado una decisión incorrecta.  En cambio, si lo que sentimos es amor, la decisión ha sido la acertada. Sólo debemos estar atentos en favor de esto.  Un pensamiento agradable expande el pecho, uno desagradable lo contrae.  El miedo bloquea, el amor se extiende.  Si sólo revisáramos las decisiones que tomamos antes de sentir temor, descubriríamos cuál es la causa de ese sentimiento.  Los equipos de trabajo no son ajenos a esas manifestaciones, pudiendo convertirse en tierra fértil para la superación y crecimiento del conjunto.

Viviana Arbelo

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |