Propósitos de fin de año

Convengamos que cuando se aproxima el fin de año, la mayoría de las personas se hacen a si mismas – y algunos también se los hacen a otros – firmes propósitos de cambios para el año entrante: desde hacer dieta, hasta tener más actividad física, hacer aquel curso que siempre se posterga, aquel viaje, etc.  Y también es comprobable que no todos logran sostenerlos, pese a que la declaración de esos propósitos tiene todas las características de una promesa que uno se hace a sí mismo.  La fuerza de la inercia es, en general, mucho más poderosa y el incumplimiento de la promesa nos suele llenar, por un tiempo más o menos  breve, según las personas, de culpa, frustración y excusas de todo tipo que sabemos, en el fondo, que no son más que explicaciones para salvar las apariencias.
Una dificultad anterior, sin embargo, es la de establecer metas claras, escritas, con orden de prioridades, que puedan ser revisadas y redefinidas a lo largo del año.  Pese a que, como ya sabemos, no sólo en la vida personal, sino también en la vida de una organización y en la vida de un equipo de trabajo, esto es de gran importancia.
Podríamos decir que, para fijar objetivos y metas “a conciencia”, tanto en la vida personal como en el trabajo, las personas tenemos algunas de las siguientes dificultades:
* No creemos que tengan un impacto importante en nuestro futuro personal o de nuestro equipo de trabajo.
* No tomamos en serio nuestro poder para diseñar nuestro futuro.
* No tomamos responsabilidad por la naturaleza y calidad de nuestra vida personal o laboral.
* No sabemos cómo establecer metas y objetivos.
* Anticipamos reacciones negativas de los otros a las metas que establezcamos.
* Tememos lograrlas casi tanto como no lograrlas.
* Nos avergüenza no haber alcanzado otras metas y objetivos en el pasado.

Sabiendo que podemos llegar a experimentar algunas de estas dificultades, aún vale la pena intentarlo.  Aunque cualquier momento puede ser tiempo de “barajar y volver a dar” en las organizaciones y en nuestros equipos de trabajo, por alguna razón el cambio de año es una fecha clave que nos detona un despertar de conciencia sobre la posibilidad de dar ese paso, tal como nos pasa con cosas de la vida personal.  De hecho, es el momento en que, en general, se planifican, entre otras, las actividades de entrenamiento, capacitación y desarrollo del año siguiente y se les destina presupuesto.  Por qué no aprovechar entonces estas circunstancias para hacer una evaluación de nuestras necesidades de cambio y, de acuerdo a ésta, formular propósitos sensatos, inteligentes y que impliquen algún “stretching” pero que sabemos que podremos cumplir?  Acá va un decálogo de preguntas que nos pueden dar pautas para evaluar:

1. Hay energía positiva en mi equipo? Es decir un clima de trabajo positivo, con humor, sin solemnidad? Quienes lo muestran, quiénes no? Qué podríamos hacer para aumentar nuestro nivel de energía positiva?

2. Hay una definición de roles que favorezca el trabajo? Todos los integrantes de mi equipo tienen claro su rol, lo que tienen que hacer?  En qué áreas se podría mejorar este aspecto? Está bien seleccionado y ubicado el personal en sus posiciones?

3. Saben cómo hacer el trabajo que se supone que tiene que hacer? Cómo podríamos mejorar en este aspecto?

4. Cada integrante de mi equipo de trabajo se siente influyente? se alienta la responsabilidad mutua en el logro de un objetivo?

5.  Mostramos aprecio mutuo? Cómo reconocemos el esfuerzo y la tarea realizada? Los ocupantes de los roles de conducción, consideran necesario este aspecto?

6. Los servicios que brindamos, cumplen o exceden los estándares de la gente que los recibe, los usa, o los revisa?

7. Los procesos que utilizamos para llevar a cabo el trabajo mantienen o mejoran la capacidad de los miembros del equipo para trabajar juntos?

8. Cómo estamos en comunicación, solución de problemas, toma de decisiones, manejo de conflictos, manejo de límites entre nuestro equipo y otros?

9. Las normas implícitas o comportamientos habituales o “la manera en que acá se hacen las cosas” son conducentes a la efectividad y la productividad?

10. Damos la capacitación necesaria? En qué áreas estamos flojos? Proveemos de la tecnología necesaria y de los recursos materiales? Podemos mejorar el ambiente físico?

Estas preguntas apuntan a hacer un paneo de los aspectos que mayor impacto tienen en el desempeño de las personas como individuos, como equipo de trabajo y, por lo tanto, en los resultados del negocio.  Se puede reflexionar en soledad sobre ellas pero siempre será más interesante y productivo hacerlo con el grupo más cercano o el equipo de trabajo, en una reunión planificada, con horario de comienzo y finalización y en donde se propongan llegar a definir metas medibles, objetivos concretos, acciones claras,  lo más simple posibles, orientadas a mejorar lo que evalúen que hay que mejorar o cambiar, con tiempos de ejecución y responsables de su seguimiento.

Nunca es tarde para aplicar cambios en el equipo y tal vez sea más fácil que lograr cumplir con la dieta.

Felices Fiestas y un interesante y exitoso 2011!

2 Responses to Propósitos de fin de año

  • Miguel says:

    aprovechando las cercanias de las fiestas no digo cuando escribo esto que es Julio pero para nov/dic es una buena fecha para remotivar a los empleados haciendo autoanalisis, etc buscando nuevas metas, y haciendo catarsis por lo que no se hizo o no se pudo

  • Miguel says:

    aprovechando las cercanias de las fiestas no digo cuando escribo esto que es Julio pero para nov/dic es una buena fecha para remotivar a los empleados haciendo autoanalisis, etc buscando nuevas metas, y haciendo catarsis por lo que no se hizo o no se pudo

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |