El mundo de los negocios está siendo repensado a nivel planetario y ajustado a un nuevo paradigma: el de la sustentabilidad.

El paradigma de la sustentabilidad ha logrado que la inclusión de los aspectos sociales no dependa de una decisión ética o emocional. Es un conjunto de valores, una filosofía y una aproximación que expone la necesaria igualdad de los aspectos financieros, ambientales y comunitarios para lograr una ecuación que asegure el éxito del negocio o proyecto.

En este nuevo paradigma, la responsabilidad del cuidado del medio ambiente externo y de la comunidad en la que se interviene, ha dado lugar al desarrollo de la Evaluación de Impacto Social como par ineludible de la Evaluación de Impacto Ambiental.

Como metodología, la EIS es el proceso que se sigue para evaluar los impactos sociales de intervenciones planificadas y desarrollar estrategias para el monitoreo y gerenciamiento de estas consecuencias, tanto intencionadas como no esperadas, negativas y positivas. Incluye la evaluación de impacto social de políticas, programas, planes y proyectos y de cualquier proceso de cambio social producido por esas intervenciones. Su propósito es contribuir a generar un medio ambiente físico y humano más sustentable y equitativo.

En este contexto, intervenimos en el proceso de EIS, complementando evaluaciones desde otros abordajes de modo de favorecer la toma de decisiones informadas que no comprometan el futuro.

Nuestro enfoque técnico y la metodología de trabajo se apoyan en las guías más actualizadas de la comunidad internacional de evaluadores de impacto social, en los principios internacionales para la evaluación de impacto social y en los estándares de desempeño internacional sobre sustentabilidad ambiental y social.