Personas negativas en el trabajo 2

Buen ambiente laboralEn el posteo anterior decíamos que para crear una gran cultura de trabajo se debe diferenciar entre el debate honesto, abierto, crítico – constructivo versus el lenguaje destructivo, drenador de energía.

No es suficiente decirle a la gente “dejen de comportarse así” o  “esto no puede ser”.  Será necesario entrenar, mentorear y coachear a los miembros del equipo en las formas de ofrecer críticas constructivas y expresar sus ideas de manera positiva, de manera de promover un cambio del modo “queja” al modo “explicación”.

Algunas diferencias entre estos modos:

Los que se quejan Los que explican
Lo hacen ante cualquiera Lo hacen ante quienes pueden hacer algo sobre el tema
Lo hacen con enojo Lo hacen cuando están calmos
Presentan un monólogo Crean un diálogo
Asumen una mala intención Asumen una buena intención detrás de una decisión o idea
Señalan a otro como culpable Aceptan responsabilidad por su propia percepción, actitudes y comportamientos
Hablan sólo sobre el problema Traen soluciones, se ofrecen a ayudar a encontrarlas
Focalizan en calificar a otros (juicios) Focalizan en comportamientos observables (afirmaciones)
Hablan sólo sobre lo que no funciona Incluyen también lo que sí funciona
Refieren a cómo impacta en ellos mismos Conectan sus preocupaciones a un contexto mayor
Consideran que las decisiones son ataques personales Comprenden que no son personales, pese a que pueden afectarlos a nivel personal.

El paso de una cultura de la queja a una cultura de la explicación no ocurrirá en un instante. Requiere un cambio grupal de actitudes y un liderazgo que modele el comportamiento esperado, reflejado en sus palabras y acciones.

Sin duda, el abordaje será diferente si las personas negativas dependen jerárquicamente de nosotros o no.   El abordaje del Efecto Pigmalión tendrá en muchos casos un efecto positivo, que puede llegar a ser hasta sorprendente para el líder / jefe.  Sobre el reconocimiento, que es un complemento del Efecto Pigmalión, pueden leer acá.

Algunos tips que ofrece Kerr para lidiar con personas quejosas y negativas pueden ser de utilidad, dependan ellos de nosotros o no:

1) no entre en la discusión.  Intente con algunos comentarios constructivos y si no obtiene resultados, no se “enganche” más allá.  Es posible que la persona negativa encuentre 10 diferentes razones para sostener su punto de vista.

2) empatice con ellos. No de sugerencias sobre qué debería hacer esa persona.  Eso solo logrará reforzarlos en su actitud.

3) ofrezca dar una mano.  A veces las personas se quejan como una forma disfuncional de pedir ayuda.

4) no entre en conversaciones sobre temas que les disparan la actitud negativa. Si ya sabemos qué es lo que los negativiza, cambiemos el tópico de conversación a temas hacia los cuales la persona se siente positiva.

5) ignore los comentarios negativos. Un simple “OK” o “ya veo” como respuesta a éstos más una respuesta entusiasta a comentarios positivos puede generar con el tiempo un cambio de actitud.

6) Felicítelos por sus rasgos positivos.  Dado que las personas negativas no son simplemente negativos hacia otros sino hacia sí mismos, poner el foco en lo que nos gusta de esas personas, en aquello en lo que se destacan, los hará sentirse positivos hacia sí mismos.

7) responsabilícese por su propia reacción.  Ante cada rasgo de otro, usted puede interpretarlo de manera positiva o negativa. Aprenda a ver lo bueno en el otro.

8) reduzca el contacto.  Si todo lo demás falla, puede ser la única manera de no perder tiempo con personas que drenan su energía.

Dado que los equipos de trabajo están compuestos por personas, no podemos esperar que sea una tarea que no requiera un cambio  del líder como  observador, – y por lo tanto, de sus acciones – que implica poner entre paréntesis los juicios sobre las posibilidades del equipo y  de sus miembros.  Pero vale la pena.

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |