El estrés en aumento

Desde hace años que se difunde en los medios de comunicación mucha información sobre el estrés, aunque da la impresión de que recién en los últimos  tiempos parece haber aumentado la comprensión sobre los alcances de esta condición y los beneficios que su control aporta a las personas, a los equipos de trabajo y organizaciones.

Es de una enorme influencia este fenómeno en la vida cotidiana y laboral, afectando a todos, sin distinción de sexo ni de ocupación.  En el trabajo el impacto es tan importante que la Organización Mundial de la Salud califica al estrés laboral como epidemia mundial. La carga de trabajo, el ritmo, el grado de autonomía, los conflictos, la ambigüedad de roles, el nivel  de responsabilidad, los temas vinculados a la seguridad laboral, las relaciones interpersonales y el clima organizacional, para mencionar sólo algunas variables, son generadores de altos niveles de estrés, con efectos deteriorantes en cualquier proceso de desarrollo de equipos de trabajo.  Los problemas contextuales, como la actual crisis financiera internacional, con el impacto que tiene en las organizaciones, son un ingrediente adicional.

El tema es que si las personas carecen de herramientaseficaces para el control de su estrés, continúan trabajando con un altísimo costo emocional y físico que eventualmente va a impactar en su productividad y el resultados.  En términos económicos, tenemos referencias de estudios hechos en USA o Reino Unido donde las cifras superan decenas de miles de millones de dólares al año, sólo en la industria.

Pero, siempre hay una salida: las investigaciones desarrolladas  en el campo del estrés muestran que sirven las herramientas de prevención, mejorándose las relaciones humanas y la productividad donde se aplicaron programas, disminuyendo también la relación de gastos de seguro por enfermedad y la tasa de accidentes, el ausentismo, la falta de compromiso con la tarea y los conflictos internos.

El Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos, (NIOSH la sigla en inglés), es la agencia federal americana responsable de investigar y hacer recomendaciones para la prevención de enfermedades y accidentesen el trabajo.  En relación al estrés, NIOSH recomienda un abordaje  que incluye  el mejoramiento de las condiciones organizacionales (rediseñando tareas y procedimientos, capacitando a niveles gerenciales y de supervisión en técnicas de gestión, iniciando procesos de desarrollo de equipos de trabajo formando agentes de apoyo social dentro de las organizaciones – tema poco conocido todavía en Argentina – que hacen de colchón entre el individuo y el estresador) y el control individual del estrés.

Este abordaje completo es el que nos parece interesante y que proponemos a los equipos.  Para leer un documento del NIOSH sobre el estrés laboral, hacé clic acá.

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |