La flexibilidad en los equipos de trabajo

Si tenemos alguna expectativa de que las cosas vuelvan a su lugar después de esta crisis financiera y que con los recursos que veníamos utilizando, los resultados serán buenos, parece que tenemos que volver a pensar. La incertidumbre y el cambio están cada vez más presentes en nuestra conciencia, siendo empujados hacia ella por la fuerza de los hechos.  Y esto será así cada vez más porque la velocidad de los cambios será cada vez mayor.
Nos sentimos tentados a referirnos a la situación como caos porque lo asociamos a la incertidumbre y no estamos acostumbrados a reaccionar bien ante ella, tratando por todos los medios de evitarla.  Sin embargo, minimizar la fuerza de la creciente complejidad no nos permite ver que el recurso más importante es hoy en día es la flexibilidad para afrontar los cambios permanentes sin perder productividad y sin salirnos de nuestro eje.  Este recurso será condición para la supervivencia de equipos de trabajo con pretensiones de efectividad.
Qué creencias disfuncionales hay detrás de la inflexibilidad? Qué intolerancia a la frustración que supone no poder tener claridad sobre el curso futuro de las cosas? Qué expectativa irracional sobre cómo tienen que ser las cosas estamos sosteniendo? Qué pensamiento mágico albergamos sobre que todo volverá a la “normalidad”? Y cómo hacemos para desafiar esas creencias y lograr equipos de trabajo integrados por personas con la actitud de abrazar la complejidad e incertidumbre inevitables? Hay consecuencias disfuncionales emocionales tanto como de comportamiento y hasta físicas que pueden ser evitadas a través del desarrollo de esta competencia que permitirá contar con equipos de trabajo con capacidad de adaptación a los cambios.

Como dicen Ridderstrale y Nordström en Funky Business, El Talento Mueve al Capital, las fuerzas del “funk” que nos impulsan a lo desconocido son los cambios tecnológicos, institucionales y del sistema de valores.  Estos están dando lugar a un mundo (“la aldea funk”) complejo e inestable, con reglas de juego que nos arrojan a individuos y empresas a la necesidad de adoptar nuevas actitudes si queremos simplemente encajar. Ven que ante las certidumbres que desaparecen, somos responsables de nuestra propia libertad y nos invitan a abrazar la aterradora pero fascinante complejidad.

Viviana Arbelo

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |