Sacando el jugo a los equipos

Las organizaciones en todas partes están trabajando sobre cómo hacer más con menos.  Más allá de que eso implica la reducción de los costos, tienen  que mejorar la productividad de los que se quedan.
Cuál sería una manera? Los vínculos entre los miembros de un equipo o un nivel gerencial están teñidos por el individualismo que domina esta “fase líquida de la modernidad”, como define el sociólogo Zygmunt Bauman a esta época.  Dice Bauman en su libro Tiempos Líquidos, subitulado Vivir en Una  Epoca de Incertidumbre,”…los vínculos humanos, a los que merecía la pena sacrificar los intereses individuales inmediatos (o aquello que pudiese considerarse de interés del individuo) devienen cada vez más frágiles y se aceptan como provisionales.  La exposición de los individuos a los caprichos del mercado laboral y de bienes suscita y promueva la división y no la unidad; premia las actitudes competitivas, al tiempo que degrada la colaboración y el trabajo en equipo al rango de estratagemas temporales que deben abandonarse o eliminarse una vez quese hayan agotado sus beneficios”.
En términos prácticos, dentro de los equipos, el individualismo se refleja en las organizaciones en la cantidad de conflictos que experimentan y en su forma de manejarlos.  Se estima que no menos del 20% del tiempo los gerentes están abocados a resolver (o a sufrir) los conflictos dentro de sus equipos.  Es un buen porcentaje de tiempo que si fuera destinado a producir resultados sustantivos seguramente tendría un efecto positivo! El no entender por qué la gente se comporta de determinada manera, está en la base de la mayoría de los escenarios de conflicto que enfrentan estas personas. Su capacitación en este tema básico y su entrenamiento en técnicas prácticas de manejo y resolución de conflictos, resolviendo conflictos reales como práctica, es por lo tanto, un elemento fundamental para mejorar la productividad del personal.  Y, quien sabe, tal vez sea un aporte para volver a “solidificar” las estructuras y las organizaciones.
Estrategia complementaria: procesos cortos, bien estructurados sobre variables predefinidas y orientados a lograr acuerdos internos para minimizar la ineficiencia de los equipos, logrando foco en el control de la calidad del producto del equipo y buenas relaciones en todas las direcciones, con un seguimiento virtual estructurado y conciso.
Ese es nuestro abordaje en este momento.

Viviana Arbelo

Con el sustento de la Sociología Clínica, analizamos la dimensión social de organizaciones, equipos y proyectos, contribuyendo a tomar decisiones sustentables a través de nuestros servicios de wellness, desarrollo de equipos y evaluación de impacto social.

Nuestros objetivos son colaborar en el análisis de los problemas, dar apoyo en situaciones conflictivas, dejar capacidades instaladas y producir el cambio actitudinal necesario.

Ver el perfil de Viviana María Arbelo en LinkedIn
Síguenos en: |